Ejemplos de mercado de competencia perfecta

¿Qué es un ejemplo de competencia perfecta?

La competencia perfecta es una estructura de mercado en la que muchas empresas ofrecen un producto homogéneo. Como hay libertad de entrada y salida y una información perfecta, las empresas obtendrán beneficios normales y los precios se mantendrán bajos por la presión de la competencia. Las características de la competencia perfecta son muy raras en el mundo real.

Sin embargo, la competencia perfecta es un modelo económico importante para comparar otros modelos. Se suele argumentar que los mercados competitivos tienen muchas ventajas que se derivan de este modelo teórico. 1.

El efecto de un aumento de la demanda de la industria. El término competencia perfecta se refiere a una estructura de mercado teórica. En un modelo de competencia perfecta, no hay monopolios.

Este tipo de estructura tiene una serie de características clave, entre ellas: Esto puede contrastarse con la competencia imperfecta, más realista, que existe siempre que un mercado, hipotético o real, viola los principios abstractos de la competencia pura o perfecta neoclásica. Dado que todos los mercados reales existen fuera del plano del modelo de competencia perfecta, cada uno puede clasificarse como imperfecto. La teoría contemporánea de la competencia imperfecta frente a la perfecta procede de la tradición de Cambridge del pensamiento económico postclásico.

La competencia perfecta es un punto de referencia o tipo ideal con el que se pueden comparar las estructuras de mercado de la vida real. La competencia perfecta es, en teoría, lo opuesto al monopolio, en el que sólo una empresa suministra un bien o servicio y esa empresa puede cobrar el precio que quiera, ya que los consumidores no tienen alternativas y es difícil que los posibles competidores entren en el mercado. Todas las empresas se enfrentan a dos realidades: nadie está obligado a comprar sus productos, e incluso los clientes que podrían querer esos productos pueden comprar a otras empresas en su lugar.

Las empresas que operan en mercados perfectamente competitivos se enfrentan a esta realidad. En este módulo aprenderá cómo estas empresas toman decisiones sobre cuánto producir, qué precio cobrar, si permanecer o no en el negocio, y muchas otras. Las industrias se diferencian entre sí por el número de empresas que hay, por lo fácil o difícil que es la entrada de una nueva empresa y por el tipo de productos que se venden.

Esto se conoce como la estructura de mercado de la industria. En este módulo nos centramos en la competencia perfecta. Sin embargo, en otros módulos examinaremos otras estructuras de mercado, como el monopolio, el oligopolio y la competencia monopolística.

Se dice que las empresas están en competencia perfecta cuando se dan las siguientes condiciones 1 la industria tiene muchas empresas y muchos clientes; 2 todas las empresas producen productos idénticos; 3 los vendedores y los compradores tienen toda la información relevante para tomar decisiones racionales sobre el producto que se compra y se vende; y 4 las empresas pueden entrar y salir del mercado sin ninguna restricción, es decir, hay libre entrada y salida del mercado. Una empresa perfectamente competitiva se llama tomadora de precios, porque la presión de las empresas competidoras le obliga a aceptar el precio de equilibrio vigente en el mercado. Cuando un cultivador de trigo quiere saber cuál es el precio vigente del trigo, tiene que acudir al ordenador o escuchar la radio para comprobarlo.

El precio de mercado está determinado únicamente por la oferta y la demanda en todo el mercado y no por el agricultor individual. Si una empresa de un mercado perfectamente competitivo aumenta el precio de su producto en tan sólo un céntimo, perderá todas sus ventas en favor de sus competidores, ya que ningún consumidor racional pagaría un precio más alto por un producto idéntico. Las empresas perfectamente competitivas, por definición, son actores muy pequeños en el mercado global, por lo que pueden aumentar o disminuir la producción sin afectar notablemente a la cantidad global suministrada y al precio en el mercado.

Como pueden vender toda la producción que quieran al precio de mercado, nunca tienen incentivos para ofrecer un precio más bajo. Esto significa que una empresa perfectamente competitiva se enfrenta a una curva de demanda horizontal al precio de mercado, como se muestra en la figura 1. Figura 2.

Precio perfectamente competitivo. Dado que una empresa perfectamente competitiva es tan pequeña en relación con el mercado que la cantidad de producción que suministre no tendrá ningún efecto sobre el precio de mercado, puede vender todo lo que quiera al precio de mercado. En resumen, una empresa perfectamente competitiva se enfrenta a una curva de demanda horizontal al precio de mercado.

En un mercado de competencia perfecta, tanto los productores como los consumidores son tomadores de precios. Esta característica implica que las decisiones de producción y consumo que afrontan los productores y consumidores individuales no afectan al precio de mercado del bien o servicio. La competencia perfecta es un tipo de mercado en el que hay un amplio número de compradores y vendedores y todos ellos inician el mecanismo de compra y venta y no hay restricciones y existe una ausencia de competencia directa en el mercado y se supone que todos los vendedores venden productos idénticos u homogéneosEn economía, la competencia perfecta es una estructura de mercado teórica