Evolucion del ipc en espana

El Índice de Precios de Consumo IPC es una medida estadística de la evolución de los precios de los bienes y servicios consumidos por la población que reside en viviendas familiares en España. A partir de enero de 2002 la metodología del IPC se renovó completamente. Los cambios metodológicos introducidos en este Sistema han hecho que el indicador del IPC sea más dinámico, adaptándose mejor a la evolución del mercado, dado que es posible actualizar las ponderaciones con mayor frecuencia.

Además, es posible incluir nuevos productos en la cesta de la compra cuando el consumo sea significativo. La estructura de pesos de la base 2016 se ha elaborado a partir del gasto en bienes y servicios de consumo de la Encuesta Continua de Presupuestos Familiares. Asimismo, para determinar la estructura definitiva se ha utilizado el consumo de la Contabilidad Nacional, la evolución de los precios del IPC y otras fuentes de aprovisionamiento en los distintos sectores.

El estrato de referencia del índice no incluye en España ni es el de los no residentes cuyo gasto, sin embargo, está incluido en el Índice de Precios de Consumo Armonizado de la UE. El ámbito del consumo del IPC comprende los bienes y servicios efectivamente pagados durante el periodo base. Se excluyen todos los gastos imputados, como los autoabastecimientos, el autoconsumo, los alquileres imputados y los gastos subvencionados por las Administraciones Públicas, por ejemplo, la Sanidad o la Educación, y también los bienes de inversión, como la vivienda en propiedad.

A partir de enero de 2012 se renovó completamente la metodología del IPC. Los cambios metodológicos introducidos en este Sistema han hecho que el indicador del IPC sea más dinámico, adaptándose mejor a la evolución del mercado, dado que es posible actualizar las ponderaciones con mayor frecuencia. Además, es posible incluir nuevos productos en la cesta de la compra cuando el consumo sea significativo. El Índice de Precios de Consumo IPC mide la variación en el tiempo de los precios de los bienes y servicios de consumo adquiridos por las personas que viven en los hogares en España.

Se entiende por gasto de consumo el flujo monetario pagado por la adquisición de bienes y servicios clasificados como tales en una nomenclatura expresamente elaborada por el INE. Se excluyen los gastos que podrían clasificarse como inversión, como la compra de una casa o un piso. El IPC se calcula a partir de la fórmula de Laspeyres, que es una media aritmética ponderada de los índices de precios de los distintos artículos de consumo contemplados. Desde febrero de 2017 se utiliza un nuevo sistema de índice de precios de consumo, el IPC base 2016, que pretende ofrecer una cobertura más representativa y una mayor precisión en la medición de la variación de este indicador mediante la ampliación de la muestra de ciudades, el aumento del número de precios recogidos, cambios en la composición de la cesta de artículos de consumo y ponderaciones más actualizadas.

Este artículo evalúa la evolución temporal de una variable económica fundamental, la tasa de inflación, para el caso de la economía española. Más concretamente, se centra en los precios de consumo desde una perspectiva provincial desagregada geográficamente a lo largo de dos periodos de tiempo bien diferenciados 1955.1-1978.6, 1978.7-2014.4. Cabe señalar que, en general, España es un país caracterizado por un suave diferencial de inflación en relación con el núcleo de la Unión Económica y Monetaria Europea (UEM) -Caraballo y Usabiaga 2009c.Nota 1 El análisis de las propiedades de las series temporales de las tasas de inflación a nivel provincial en España y sus patrones de convergencia se lleva a cabo con el análisis de panel PANIC de no estacionariedad en los componentes idiosincrásicos y comunes, así como con el enfoque por pares de Pesaran 2007a. Desde un punto de vista econométrico, estos datos provinciales nos permiten construir paneles con un N mayor de 50 provincias en lugar de 17 regiones y un T mayor, lo cual es importante para la aplicación de la metodología PANIC.Nota 2 La comprensión del comportamiento de las series de tasas de inflación desagregadas por provincias nos permite entender mejor la evolución de la inflación agregada, así como desentrañar la importancia de las fuerzas nacionales de los factores específicos de las provincias en la explicación de la variabilidad de las tasas de inflación y en la identificación de las fuentes de heterogeneidad de la inflación.

Al centrarse en un panel de tasas de inflación a nivel de provincia dentro del mismo país, la identificación del componente idiosincrático específico de la provincia y del componente común impulsado a nivel nacional es también muy importante desde el punto de vista de la política económica. Imaginemos, por ejemplo, que el análisis demuestra que una provincia como Santa Cruz de Tenerife tiene un componente idiosincrático fuerte y persistente y un componente común débil. Si este es el caso, esto implicaría que se requieren medidas de política aplicadas a nivel regional, en lugar de medidas de política general aplicadas a nivel nacional o supranacional que afecten a todas las regiones de forma similar.Nota 3 En el escenario actual de la UEM, es natural esperar que las tasas de inflación provinciales se vean afectadas no sólo por las perturbaciones comunes externas y las políticas nacionales, por ejemplo, las políticas fiscales y las reformas del mercado laboral y de bienes, sino