Casos de esclavitud en espana

Los cambios en la legislación han contribuido a revelar la magnitud del fenómeno y han permitido un enfoque más eficaz para combatirlo. La esclavitud sexual, por ejemplo, se ha vuelto tan lucrativa en los últimos años que ahora rivaliza con el comercio de drogas y armas en términos de prevalencia y beneficios, según el Relator Nacional de España sobre la Trata de Seres Humanos ※ parte de la red de la UE creada para supervisar la polÃtica contra la trata en 2014. Sólo en 2016, se calcula que hubo 23.846 personas consideradas en riesgo, y en el caso de la explotación sexual la mayorÃa trabajaba en burdeles de carretera.

Los expertos coinciden en que es necesario un debate serio sobre el proxenetismo para que la situación en España cambie fundamentalmente. Impulsada por la UE y el Convenio de Varsovia de 2005, España tipificó por primera vez la trata de seres humanos como delito en 2010. En 2015 esta ley se endureció aún más, y las autoridades adoptaron un enfoque colectivo por el que las fuerzas de seguridad, los fiscales, los jueces y las ONG se coordinarían para atrapar juntos a las redes de trata, una estrategia reflejada en un informe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado del Ministerio del Interior CITCO, al que ha tenido acceso EL PAÍS. Los casos más terribles de esclavitud sexual son los de menores que trabajan en clubes de carretera y apartamentos.

Cada vez nos encontramos con más menores o mujeres que eran menores de edad cuando fueron esclavizadas por primera vezâ€, dice Marta González, directora del Proyecto Esperanza, una de las principales ONGs dedicadas al rescate y rehabilitación de las vÃctimas. Desgraciadamente, estos menores suelen ser los más difÃciles de ayudar, ya que no existen centros especÃficos para atender sus necesidades; mientras tanto, la falta de cohesión de los distintos gobiernos regionales de España no ha facilitado una solución eficaz. En la trata de personas, los pasaportes son confiscados rápidamente por los traficantes.

En consecuencia, las víctimas no sólo se encuentran solas en una tierra extraña donde no hablan el idioma, sino que tampoco tienen ningún documento que demuestre quiénes son. El engaño es el procedimiento habitual en la captación de víctimas: el reclutador ofrece a la víctima la posibilidad de trasladarse a Europa, donde podrá realizar un trabajo rentable. Al aceptar el cebo, la víctima se compromete a pagar una enorme suma de dinero, entre 30.000 y 50.000 euros, en los plazos previstos, una vez que obtenga ingresos por su trabajo.

Normalmente, el acuerdo y compromiso migratorio se sella y asegura con ritos de vudú o yuyu. Con este juramento ritual, la víctima se ve obligada a obedecer al traficante, pagar la deuda y no denunciar a los traficantes. Las víctimas entienden hasta cierto punto que van a trabajar como prostitutas, pero no las condiciones abusivas y gravosas en las que van a ejercer su actividad.

En cualquier caso, no se dan cuenta de que difícilmente podrán saldar su deuda en el plazo acordado porque, una vez en España, esta cifra se incrementa continuamente al tener que pagar su alojamiento, manutención y las multas que les imponen los tratantes con cualquier pretexto. Se trata, en otras palabras, de un caso clásico de servidumbre por deudas. La Inspección de Trabajo, tras comprobar los aspectos normalmente asignados a este organismo, puede identificar los casos de THB para la explotación laboral.

Estas comprobaciones incluyen en todos los casos el control de la situación laboral de los trabajadores, el alta en la Seguridad Social y la autorización para trabajar de los trabajadores extranjeros. También pueden comprobar aspectos laborales como el salario, la jornada laboral, los contratos, etc., la prevención de riesgos laborales, otras cuestiones de cotización a la Seguridad Social, las prestaciones, etc. o las cuestiones laborales, tal y como se prevé en la Ley 23/2015 de Ordenación del Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y el Real Decreto 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social y la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, en su normativa de desarrollo.

En cuanto a las agencias de colocación, la Inspección de Trabajo seguirá comprobando que estas empresas y las empresas usuarias cumplen con la normativa administrativa laboral, de Seguridad Social, de extranjería, de prevención de riesgos laborales según la Ley 23/2015, de 21 de julio, y el Real Decreto 5/2000, de 4 de agosto, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Rescatar a las mujeres de la esclavitud moderna es un itinerario completo, paso a paso, para liberar a las mujeres víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual de su situación de violencia y pobreza asociada y permitir su plena integración en la sociedad y en el mercado laboral. Los pasos incluyen: identificar a las mujeres; apoyarlas en espacios seguros; proporcionarles apoyos previos al empleo; y permitirles acceder a posibilidades de formación y empleo.

El promotor de la iniciativa, ARAMP Asociación para la Prevención, Reintegración y Atención a la Mujer Prostituida