Noticias juridicas ley sociedades capital

En la mayoría de los casos, la legislación nacional exige o permite el uso de soluciones digitales. La mayoría de las empresas y los accionistas utilizan soluciones digitales, en particular para comunicar los acuerdos adoptados en las juntas generales y las convocatorias. Las soluciones más utilizadas son los correos electrónicos y los sitios web corporativos.

Aunque pueden requerir una inversión importante, las soluciones digitales permiten en general unas interacciones más rápidas, baratas, cómodas, eficaces y seguras. Una investigación en profundidad sobre diez Estados miembros demostró que el desarrollo de soluciones digitales más adaptadas a las necesidades de los usuarios facilita significativamente su adopción, incluso si el marco jurídico no es especialmente favorable. Se identificaron impedimentos para el uso de soluciones digitales: el sesgo a favor de las soluciones tradicionales; la ineficacia del marco jurídico; la carga adicional para el uso de soluciones digitales; los puntos de bloqueo a lo largo de la cadena de intermediarios; los riesgos relacionados con la tecnología elegida; y la falta de armonización de la legislación en todos los Estados miembros.

También se formularon recomendaciones para superar estos impedimentos. En esta actualización global del Derecho Mercantil y de Sociedades, pretendemos informar a las empresas de las novedades legales más recientes en varias jurisdicciones. En la actualización global del Derecho Mercantil y de Sociedades, también encontrará una serie de nuevas leyes y prácticas de mercado que son importantes para sus empresas, como el establecimiento de un registro de OU en Macedonia del Norte, la desmaterialización de las acciones en Polonia, la abolición del capital social mínimo para las sociedades limitadas privadas en Bélgica, la protección de los derechos de los consumidores por el Tribunal de Mercado finlandés y muchos otros asuntos dignos de mención.

Desde la entrada en vigor de la Ley de Valores, se han puesto en marcha varias normas de aplicación: en primer lugar, el 24 de marzo de 2020, el Tribunal Financiero de Shanghái emitió el Reglamento del Tribunal Financiero de Shanghái sobre el Mecanismo de Litigio Representativo de los Conflictos de Valores, reafirmando que la ley se aplica a los conflictos civiles importantes derivados de la tergiversación, el uso de información privilegiada y la manipulación del mercado en el sector de los valores. El reglamento también aporta claridad con respecto al litigio del representante especial en virtud del artículo 95, incluidos los requisitos del representante especial, el método de recopilación de la lista de nombres de los demandantes, los procedimientos de exclusión y las consecuencias legales, el alcance de la autoridad del representante especial, entre otras cosas; En segundo lugar, el 23 de julio de 2020, el Tribunal Popular Supremo publicó el Reglamento del Tribunal Popular Supremo sobre varias cuestiones relativas a los litigios representativos en materia de valores, que proporciona una orientación completa sobre la jurisdicción del caso, la condición previa para iniciar un caso, la determinación de los demandantes y el representante, los procedimientos en el caso y la asignación de los costos de litigio asociados con el litigio representativo. Las normas también incluyen disposiciones que permiten situaciones en las que hay varias organizaciones de protección de los inversores implicadas.

Queda por ver cómo se desarrollará todo esto, pero no cabe duda de que los nuevos procedimientos crean un entorno en el que las empresas que cotizan en bolsa que se vean afectadas por una de estas acciones representativas de nuevo cuño podrían enfrentarse a la posibilidad de una «enorme» responsabilidad civil o daños y perjuicios. De cara al futuro, la atención debe seguir centrándose en la mejora del gobierno corporativo de las empresas públicas en los ámbitos de la transparencia, la protección de los accionistas minoritarios y la regulación de los accionistas mayoritarios o controladores reales. Más concretamente, haciéndose eco de la reforma del régimen de regulación de los valores, que ha pasado de un sistema «basado en la aprobación» a otro «basado en el registro», los reguladores han tomado medidas contundentes para mejorar el régimen de autodisciplina de las empresas cotizadas y, en particular, para abordar: i el desequilibrio entre los accionistas de control y los minoritarios; ii las obligaciones de transparencia y divulgación; iii el funcionamiento del consejo de administración; y iv la promoción y gestión de los planes de acciones de los empleados.

1.4 ¿Cuáles son las perspectivas actuales en esta jurisdicción sobre los riesgos del cortoplacismo y la importancia de promover la creación de valor sostenible a largo plazo? Durante el largo período transcurrido desde la normalización económica de China a partir de finales de los años setenta, la tensión entre el cortoplacismo y el largoplacismo en el gobierno de las empresas nunca ha suscitado demasiada atención por parte del mundo académico y de las prácticas del poder legislativo y judicial. Esta particularidad tiene múltiples razones, pero entre ellas las tres más importantes son: el principio legal; la muy común concentración de la propiedad; y la naturaleza política arraigada de la gobernanza de las empresas estatales.

Empezando por el principio jurídico, las leyes de la RPC mantienen un compromiso casi paranoico con el proteccionismo accionarial; por ley, los accionistas gozan de una autoridad absolutamente suprema en el gobierno de las empresas, al