Pendientes recien nacida oro blanco

Encantadores pendientes en forma de corazón para bebés y niños. Estas maravillosas piezas de joyería para su pequeña princesa están elaboradas en oro blanco de 14 quilates. Los pendientes están hechos a mano en el estudio de joyería KLENOTA. Le entregaremos las joyas en una elegante caja de regalo junto con un certificado de autenticidad.

Descubra más sobre los diferentes tipos de pendientes y cierres en nuestra guía. Los pendientes de oro blanco para bebés no sólo son adorables y están disponibles en una amplia selección de estilos y colores, sino que también son recuerdos sentimentales que deben atesorarse. El oro no tiene por qué ser sólo amarillo.

El oro blanco no es un metal blanco brillante, sino que se compone de diferentes cantidades de oro amarillo mezclado con uno o más metales blancos. El propósito de los metales es añadir durabilidad y fuerza al oro amarillo y también aclarar su color a la plata. Los metales blancos más comunes que crean la aleación de oro blanco son el platino, el níquel, el paladio y el manganeso.

Dado que una de cada ocho personas tiene una reacción alérgica al níquel, la mayoría de los fabricantes lo evitan en las joyas para bebés actuales. Por lo tanto, asegúrese de que los pendientes de oro blanco para bebés que compre estén 100 por ciento libres de níquel y no causen reacciones alérgicas en la piel sensible del bebé. Estos magníficos pendientes tienen estilos que encantarán a los bebés y a sus padres.

Los diamantes, las piedras de nacimiento de cada mes y las perlas son sugerencias populares, o incluso las circonitas cúbicas si el precio es un problema. Los pendientes de corazón en forma de flor tienen una flor en cada pendiente grabada a mano. Hay mariposas, cruces y mucho más.

Los cierres de seguridad en oro blanco de 14 quilates con postes más cortos, perfectos para las orejas pequeñas, completan el cuadro. Los pendientes de oro blanco para bebés son un excelente regalo para los miembros más jóvenes de la familia o los buenos amigos cuando se necesita un regalo para una ocasión especial. Muchos padres prefieren no gastar mucho en pendientes para sus bebés, ya que no se usan durante mucho tiempo y podrían extraviarse fácilmente.

Sin embargo, no hay nada de malo en gastar en algo que resulte muy especial si así lo desea. Estos pendientes de oro blanco tienen un pequeño broche de diamante que le dará a su bebé mucho brillo y le servirá como un preciado recuerdo que apreciará cuando sea mayor.