Salsa para raviolis rellenos de carne

Empecemos con esta cena fácil e increíblemente deliciosa de raviolis cubiertos con salsa de carne casera. Por supuesto, puedes utilizar raviolis caseros o comprados en la tienda, pero la salsa es la estrella de este plato, sin duda. Esta salsa tiene una base de tomate y está cargada de verduras y carne.

Tiene un gran sabor que proviene de un toque de nuez moscada y albahaca fresca. ¡No puedo ni empezar a describir el olor que llenará tu casa! Hablando de lo bien que huele este plato, lo escuché de mucha gente el día que lo hice.

Resulta que ese día había mucha gente en mi pequeño apartamento. Mi pequeño tenía a su logopeda para una sesión y le entregaron su cama al mismo tiempo. Por supuesto, ese fue el momento exacto en el que estaba haciendo la cena y tenía que coger la luz para hacer fotos.

Para los raviolis rellenos de queso, como los de espinacas y ricotta, que son los preferidos de mi hijo, opto por una sencilla salsa de nata. 3 ingredientes y todos quedan encantados con el resultado. Para los raviolis rellenos de carne, como los raviolis a la boloñesa, suelo hacer una salsa rápida de tomate y albahaca.

Incluso más barato y más sano. Raviolis rellenos de setas porcini cubiertos con una salsa de carne picada. Puedes sustituir los raviolis de tu elección o cambiar la pasta por completo.

Para aligerar un poco este plato, sustituye la carne picada por pavo picado. La información nutricional es una estimación y puede variar. Etiqueta a @thecakechica1 en Instagram y hashtag #thecakechica1 Estos raviolis caseros a la boloñesa combinan láminas de pasta que se derriten en la boca, rellenas de una salsa boloñesa fácil de preparar, que te hará replantearte el plato clásico para siempre.

Es un plato que satisface el alma, es abundante y es una comida perfecta para los domingos. Aunque me gustan todos los rellenos por igual, por alguna razón, todavía no he abordado las versiones rellenas de carne en casa. Creo que una parte de mí desprecia los raviolis rellenos de carne de forma condescendiente, como si fueran demasiado sencillos para perder el tiempo.

Por el contrario, puedo prometer que estos raviolis a la boloñesa son cualquier cosa menos simples. Dentro de esas paredes finas de pasta, se encuentra una versión abreviada de una salsa boloñesa con muchas capas, que rivaliza con cualquier ravioli de calabaza o de triple queso que haya conquistado en el pasado. Lo que a Marcella Hazans le llevó cuatro horas de cocción, a mí me llevó 30 minutos, lo que podría preocupar a un cocinero experimentado que sabe que una boloñesa debe cocinarse a fuego lento durante horas para alcanzar su máximo potencial, pero prometo que la profundidad del sabor sigue estando muy presente, debido a la adición de pasta de tomate concentrada en lugar de tomates enlatados.

Para ser un ingrediente tan poco costoso, la pasta de tomate se impone en su justa medida en las emergencias alimentarias. Aporta profundidad de sabor a las sopas y guisos. Puede servir de base para una cuba entera de espaguetis y albóndigas.

Y puede utilizarse para cubrir una infinidad de proteínas y verduras con la simple adición de un poco de mantequilla ablandada.