Contrato compraventa vehiculo usado entre particulares

En la inmensa mayoría de las ventas de coches interviene un contrato oficial que funciona como un acuerdo entre tú y el concesionario en el que te comprometes a pagar el coste del vehículo en cuotas a lo largo del tiempo, además de los intereses, según Ford. Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre el contrato de compraventa de un coche para estar preparado cuando llegue el momento de la compra. Ford también explica que, para entender completamente el contrato, es necesario reconocer todos sus componentes.

Afortunadamente, los contratos de venta de coches son relativamente sencillos. La información básica incluye tu nombre y dirección, así como el nombre y la dirección del vendedor. El contrato también incluirá el número de identificación del vehículo o VIN. Este es el número único asignado a cada vehículo que suele encontrarse en el salpicadero del lado del conductor, cerca del parabrisas.

Un área importante del contrato es la zona de información sobre la veracidad de los préstamos. En esta área hay cinco casillas que detallan los componentes más importantes de su compra. Las cinco casillas contendrán la siguiente información: Cuando quieras comprar un coche de segunda mano, el contrato de compraventa tendrá un aspecto ligeramente diferente, pero sigue cumpliendo la misma función de acuerdo entre el vendedor y el comprador.

Si no necesita financiar el coche usado y simplemente lo está comprando directamente, el único contrato que necesita es la factura de venta, tal y como explica Trusted Choice. Esto se utiliza comúnmente entre particulares cuando se compran vehículos que no involucran a un concesionario. Un contrato de compraventa de vehículos incluye los términos y condiciones de la compra de un vehículo entre un comprador y un vendedor.

Una vez completada y firmada, puede utilizarse como prueba ante el Departamento de Vehículos Motorizados local para un cambio de propiedad. El nuevo propietario necesitará una copia de la factura de venta firmada para completar el registro. Una factura de venta sólo debe ser firmada después de que el comprador haya pagado en su totalidad y el vendedor haya transmitido el certificado de título.

La factura de venta de un vehículo motorizado registra la transacción entre un comprador y un vendedor para la compra de un vehículo motorizado. El documento puede utilizarse como prueba de la compra, al igual que un recibo. Si compra un vehículo a plazos o en venta condicional, el contrato está regulado por la Ley de Crédito al Consumo de 1974.

La Ley de Derechos de los Consumidores de 2015 le otorga el derecho a esperar, entre otras cosas, que el vehículo sea de calidad satisfactoria, apto para su uso y tal como se describe, pero es el proveedor de la financiación, como propietario del vehículo, quien es legalmente responsable ante usted como arrendatario. Si has pagado el vehículo con una financiación concertada por un comerciante o si has pagado con tu tarjeta de crédito y el coste es superior a 100 libras pero inferior a 30.000 libras, tienes derechos en virtud de la Ley de Crédito al Consumo de 1974. El artículo 75 de la ley hace que el proveedor de la financiación o de la tarjeta de crédito sea tan responsable como el comerciante en caso de incumplimiento de contrato o de falsedad.

Esto puede incluir el suministro de un vehículo defectuoso, la falta de entrega o la realización de declaraciones falsas sobre el mismo. Usted tiene derecho a emprender acciones contra el comerciante, el proveedor de la financiación/tarjeta o ambos. Si el coste del vehículo supera las 30.000 libras y es inferior a 60.260 libras, y la financiación se concertó específicamente para comprar ese vehículo, puede reclamar contra la compañía financiera en virtud del artículo 75A de la Ley de Crédito al Consumo de 1974.

Si no está satisfecho con la respuesta del proveedor de financiación, solicite el asesoramiento del Servicio del Defensor del Pueblo Financiero. El vendedor debe devolverte el importe que pagaste por el vehículo, menos 15 céntimos por kilómetro de uso. Si el vendedor particular se niega a rescindir el contrato en los 30 días siguientes a la venta, debes consultar con un abogado para determinar si debes llevar el asunto a los tribunales.

Busque consejos y recursos para encontrar abogados. Hay varias cosas que debe tener en cuenta cuando está considerando comprar un coche usado. En Carolina del Norte, la ley es que el comprador tenga cuidado a menos que tenga algo por escrito que diga lo contrario, es decir, una garantía, contrato de servicio, etc.

Eso significa que usted compra el coche «tal cual», con defectos y todo. Es posible que hayas oído hablar de la llamada «Ley del Limón», que ayuda a algunos consumidores a devolver un vehículo nuevo después de la compra para obtener un reembolso si el vehículo tiene bastantes problemas de reparación dentro de un determinado plazo de tiempo desde la compra del coche. Sin embargo, tenga en cuenta que sólo se aplica a los vehículos nuevos, no a los usados.

A menos que tenga algún tipo de garantía o contrato de servicio por escrito para su vehículo usado, usted está atrapado con lo que compró. El vendedor no es responsable de las reparaciones, a menos que usted acuerde lo contrario en la venta. Si se acuerda lo contrario en la venta, hay que poner ese acuerdo por escrito.

Es muy difícil demostrar un acuerdo verbal. El acuerdo escrito suele llamarse garantía, que cubre las reparaciones limitadas durante un periodo de tiempo determinado, normalmente sin coste alguno, o un contrato de servicio por el que se pagan reparaciones limitadas durante un periodo de tiempo determinado. La Ley del Limón sólo se aplica a la compra de coches nuevos y no será de ayuda en esta situación.

Si usted recibe una garantía por escrito o