Valvula agua/aire para el llenado de los neumaticos

¿Cómo funcionan las válvulas de agua?

El sistema de plomería de su casa tiene una variedad de válvulas que se encuentran en varios puntos a lo largo de las tuberías de agua que le permiten cortar el agua durante las emergencias o cuando necesita hacer reparaciones o mejoras. Cortar el agua suele ser el primer paso de muchos proyectos de fontanería. Por lo tanto, es muy importante localizar y cerrar la válvula de corte de agua adecuada.

Las válvulas de agua pueden ir desde la válvula principal que se encuentra cerca del contador de agua, donde el agua entra por primera vez en su casa, hasta las pequeñas válvulas de cierre de los accesorios individuales que marcan la transición desde las líneas de suministro de agua de la rama hasta los tubos de suministro que llevan el agua a los grifos, inodoros u otros aparatos. Algunas de estas válvulas son bastante grandes, mientras que otras son más bien pequeñas. Una válvula utilizada para aplicaciones de agua potable está diseñada para transportar y controlar con seguridad el flujo de agua potable y limpia.

Para eliminar cualquier riesgo para la salud, el agua debe estar libre de contaminación. A lo largo de su flujo desde la entrada hasta la salida, el agua entra en contacto con diferentes componentes como tuberías, accesorios y válvulas. Los contaminantes químicos, como el plomo, pueden estar presentes en las tuberías y podrían contaminar el agua potable al entrar en contacto con ellas.

Los minerales, la temperatura y el flujo de agua pueden contribuir a la corrosión que conduce a la contaminación en el suministro de agua potable. Asimismo, contaminantes como los nitratos, los pesticidas, las bacterias y los virus pueden entrar en el sistema de suministro de agua a través de fugas y puntos de conexión deficientes. Por lo tanto, en las aplicaciones de agua potable sólo deben utilizarse los productos específicamente diseñados y certificados para su uso con agua potable.

Existen varias directrices y certificaciones en todo el mundo para supervisar y controlar la calidad de los productos de fontanería que entran en contacto con el agua potable. Algunas de las certificaciones más conocidas aplicables a las válvulas de agua potable son: La carcasa de la válvula y el material de sellado son un elemento crítico a la hora de seleccionar la válvula adecuada para aplicaciones de agua potable. Estos materiales deben estar aprobados para su uso con agua potable.

Los siguientes materiales de carcasa y sellado son las opciones más comunes: Dependiendo de la aplicación, se debe utilizar un tipo de válvula diferente para controlar adecuadamente el flujo. A continuación se comentan los cuatro tipos de válvulas más utilizados con algunos usos generales de la aplicación. El propósito de la mayoría de las válvulas de agua es restringir total o parcialmente el flujo de agua a través de las tuberías.

Las válvulas de agua vienen en una gama de diferentes estilos, dependiendo principalmente de dónde y cómo se utilizará la válvula.

Aprenda cómo los diferentes tipos de válvulas pueden ayudar a facilitar las reparaciones, controlar el flujo de agua y prevenir problemas comunes de fontanería.

Puede tratarse de una simple válvula de grifo utilizada para detener el flujo de agua a través del grifo o puede ser más compleja, como una válvula de mariposa, diseñada específicamente para su uso en tuberías de gran diámetro que no suelen utilizarse en la construcción de viviendas.. Los distintos tipos de válvulas de agua pueden ser difíciles de diferenciar al principio, pero si se toma el tiempo necesario para conocer estos accesorios clave de fontanería, podrá comprender mejor los usos y diseños de cada tipo. Las válvulas de compuerta son fácilmente una de las válvulas de agua más comunes utilizadas para la fontanería general y residencial.

Siendo el primer tipo de válvula patentado en América en 1839, las válvulas de compuerta se han utilizado desde entonces como válvulas de cierre principales, válvulas de aislamiento, válvulas de tanques de agua caliente, y más. Las válvulas de compuerta tienen una compuerta interior que puede bajarse para reducir o detener completamente el flujo de agua cuando se gira lentamente su manilla circular. Estos tipos de válvulas de agua permiten a los usuarios controlar el caudal específico del agua en lugar de limitarse a cambiar entre las posiciones de apertura y cierre.

Debido al mecanismo de apertura y cierre controlado, las válvulas de compuerta son ideales para los hogares que experimentan problemas recurrentes de golpes de ariete. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, con un uso considerable, el vástago y la tuerca de la válvula pueden aflojarse y provocar fugas. Por otra parte, si la válvula no se utiliza nunca, puede quedar agarrotada e inutilizada.

Las válvulas se utilizan para detener y regular el flujo de agua, y cada tipo de válvula tiene sus pros y sus contras y las aplicaciones para las que es más adecuada. La mayoría de las válvulas de un sistema de fontanería residencial forman parte del sistema de suministro de agua y se utilizan para controlar el flujo de agua a presión procedente de la empresa de suministro de agua o de un pozo privado. Dependiendo del diseño de la válvula, pueden ser más adecuadas para un simple control ON-OFF del flujo de agua, o pueden estar diseñadas para ajustar el volumen del flujo de agua.

Las válvulas de compuerta se encuentran entre las más utilizadas en las aplicaciones de fontanería. Las válvulas de compuerta controlan el flujo de agua subiendo o bajando una compuerta interna mediante el uso de una manilla o pomo de tipo giratorio situado en la parte superior de la válvula. Las válvulas de compuerta no deben usarse nunca para controlar el volumen del flujo; están diseñadas para estar completamente abiertas permitiendo el flujo total o completamente cerradas deteniendo el flujo por completo.

Utilizarlas para ajustar el caudal de agua puede desgastar estas válvulasLas válvulas de compuerta son muy fiables para cerrar el paso del agua