Propiedades del aceite arbol de te

¿Cuáles son los beneficios curativos del aceite del árbol del té?

El aceite del árbol del té puede ayudar a calmar la inflamación, posiblemente debido a su alta concentración de terpinen-4-ol, un compuesto con propiedades antiinflamatorias. En pruebas con animales, se comprobó que el terpinen-4-ol suprime la actividad inflamatoria en casos de infección bucal. En humanos, el aceite del árbol del té aplicado tópicamente redujo la hinchazón en la inflamación de la piel inducida por la histamina de forma más eficaz que el aceite de parafina.

Una revisión de la eficacia del aceite del árbol del té destaca su capacidad para eliminar una serie de levaduras y hongos. La mayoría de los estudios revisados se centran en la Candida albicans, un tipo de levadura que suele afectar a la piel, los genitales, la garganta y la boca. El aceite del árbol del té, también conocido como aceite de melaleuca, es un aceite esencial que procede de la vaporización de las hojas del árbol del té australiano.

Cuando se utiliza de forma tópica, se cree que el aceite del árbol del té es antibacteriano. El aceite del árbol del té se utiliza habitualmente para tratar el acné, el pie de atleta, los piojos, los hongos de las uñas y las picaduras de insectos. Evite el uso oral del aceite del árbol del té, que es tóxico cuando se ingiere.

Carson CF, Riley TV. The antimicrobial activity of tea tree oil. Med J Aust 1994;160:236. Ver resumen.

Carson CF, Riley TV. Toxicity of the essential oil of Melaleuca alternifolia or tea tree oil. J Toxicol Clin Toxicol 1995;33:193-4. Ver resumen.

El aceite del árbol del té es un aceite esencial obtenido por destilación al vapor de las hojas de Melaleuca alternifolia, una planta nativa de Australia. Históricamente, las hojas se utilizaban como sustituto del té, de ahí el nombre del aceite del árbol del té. La parte utilizada medicinalmente es el aceite de las hojas.

El aceite esencial del árbol del té -a veces también llamado aceite de melaleuca- se ha utilizado durante siglos para tratar heridas y otras afecciones de la piel. El aceite puede aplicarse por vía tópica o añadirse a lociones y productos para la piel. El aceite del árbol del té contiene unos componentes denominados terpenoides, cuya actividad antiséptica y antifúngica se ha comprobado.

El compuesto terpinen-4-ol es el más abundante y se cree que es el responsable de la mayor parte de la actividad antimicrobiana del aceite del árbol del té. La gente utiliza el aceite del árbol del té para las siguientes afecciones: Hasta ahora, la investigación sobre el uso del aceite del árbol del té es limitada, por lo que no está claro si el aceite puede tratar alguna de estas enfermedades. Si está pensando en utilizar el aceite del árbol del té para tratar alguna enfermedad, hable primero con su médico.

Tenga en cuenta que el aceite de árbol de té no debe utilizarse como sustituto de la atención estándar en el tratamiento de cualquier condición de salud. Los beneficios para la salud del aceite esencial del árbol del té o melaleuca pueden atribuirse a sus propiedades como antibacteriano, antimicrobiano, antiséptico, antiviral, balsámico, cicatrizante, expectorante, fungicida, insecticida, estimulante y sustancia sudorífica. El aceite esencial del árbol del té se extrae mediante la destilación al vapor de las ramitas y hojas del árbol del té, cuyo nombre botánico es Melaleuca alternifolia.

[1]El árbol del té es originario del sureste de Queensland y de Nueva Gales del Sur, en Australia, y por eso es un aceite esencial tan popular en ese país. Sin embargo, sus impresionantes cualidades se han extendido a otras partes del mundo, por lo que ahora se puede encontrar a nivel internacional. Extraído de las hojas del árbol australiano Melaleuca alternifolia, el aceite esencial de árbol de té tiene fama de ser el arma secreta de la naturaleza para todo.

Sin embargo, antes de lanzarse a por un frasco, recuerde que el aceite de árbol de té puro es potente, por lo que no deberá utilizarlo en su piel a plena potencia. Prueba a diluirlo con un aceite portador de calidad, como el de coco o el de sésamo. Los principiantes deben comenzar lentamente con una proporción de 30:1 de aceite portador a aceite de árbol de té – es decir, 3 a 4 gotas de árbol de té por cada cucharadita de aceite portador.

Aumente la potencia según lo desee, gota a gota. O bien, sáltese la parte de la preparación y pida un producto con aceite de árbol de té ya infundido, como un jabón en barra o un champú. Los productos más eficaces contienen aproximadamente un 5% de aceite de árbol de té.

El aceite de árbol de té puro se obtiene extrayendo el aceite de las hojas del árbol de té. Hoy en día, el aceite esencial de árbol de té se utiliza para todo tipo de cosas, incluidos los problemas de la piel y la caspa. Sin embargo, al igual que muchos remedios a base de hierbas, la mayoría de estos supuestos beneficios aún no están respaldados por pruebas científicas sólidas.

Si te levantas y te encuentras con un nuevo grano en la barbilla, necesitas un remedio para curarlo rápidamente. En lugar de aplicar un punto de un combatiente del acné de farmacia, considera el uso de una solución natural como el aceite del árbol del té. Como explica Pina, el aceite de árbol de té es beneficioso por sus propiedades antisépticas contra el acné.

Más concretamente, el árbol del té es un fuerte combatiente de la bacteria relacionada con el acné ‘Propionibacterium’. De hecho, un estudio comparó el aceite del árbol del té y el peróxido de benzoilo por su capacidad para tratar los brotes y descubrió que el aceite del árbol del té podía reducir la inflamación de las lesiones con una irritación menor. Además, Pina afirma que puede incluso ayudar a prevenir y reducir las cicatrices del acné para conseguir una piel más clara.

Hoy hablamos de un aceite esencial del que probablemente hayas oído hablar o hayas visto en recetas de limpiadores caseros: el aceite de árbol de téEl árbol del té tiene tal diversidad de u